Amotape, distrito de la provincia de Paita, se encuentra en la margen derecha del Rio Chira y sobre las faldas occidentales de los Cerros de Amotape, a 20 metros sobre el nivel del mar, a 80 Km de la Capital Departamental, Piura; y a unos 30 Km del Puerto de Paita.

Amotape proviene de voz yunga y etimológicamente significa “nido-nudo”. Los conquistadores, al mando de Francisco Pizarro, pasaron por estas tierras por el año 1532 destruyendo y desenraizando las pequeñas comunidades indígenas que habitaban los oasis del desierto y los fértiles valles de los ríos como el Chira. Los indígenas fueron sometidos a la explotación de carbón de palo que se enviaba a España por el puerto de Paita.

Consolidando el sistema colonial, en 1533, el corregidor Alonso de F. mando abrir un buen camino de Paita a Tumbes pasando por Motape (así llamado en aquellos tiempos) y “puso en todo el camino tambos y chasquis para hospedaje y comodidades de los pasajeros y para el continuo llevar y traer noticias de pliegos oficiales. Don Antonio de Ulloa, que paso por Amotape en 1740 también habla de las minas de Copé o de petróleo con asfalto en disolución, que da color y constitución espesa”, y menciona a la industria de la brea. Dice Ulloa “Amotape no tiene sino unas treinta casas de caña y paja, habitadas por indios y mestizos.” Años más tarde, Amotape recibe la visita del viajero Raimondi quien escribe “Amotape, pueblo antiguo, en la cual se hallan establecidas varias familias bastantes respetables. La mayor parte se dedica al comercio, principalmente de géneros y posee 16 tiendas, solo una montada con un poco de lujo, como se ve en las grandes poblaciones. Tiene muchas calles, pero solo las centrales tienen casas regulares como paredes blanqueadas; en los alrededores de la población no se ve sino ranchos habitados por indígenas.”

En la evolución urbana del pueblo de Amotape existen dos fechas importantes:

  • El 08 de octubre de 1840, en que fue creado como Distrito, integrante en aquel entonces de la provincia del litoral de Piura, posteriormente convertida en departamento.
  • El 22 de noviembre de 1927, en que fue elevado a la categoría de Villa, mediante ley Nº 5898.

Amotape es el pueblo más antiguo en relación con sus vecinos como Arenal, Vichayal, Tamarindo y el Tambo. En sus entrañas posee una fabulosa riqueza geológica (yacimientos de bentonita) y al mismo tiempo arqueológica (entierros precolombinos de las culturas Incaica, Vicùs y de la nacionalidad de los Tallanes).

En 1891 las lluvias afectaron a la población de Amotape; el rio arraso sus tierras y viviendas, sus habitantes comenzaron a emigrar a otras ciudades como Talara y Negritos.

En 1895 empieza el despeje industrial de Amotape, con la creación de la pequeña industria de carbón de palo, el que sirvió también de insumo para el alumbrado público de las calles de la ciudad. Amotape empieza a perder su hegemonía cuando los centros poblados de Tamarindo y Vichayal son elevados a la categoría de distrito y en 1925 vuelve a sentir los embates de la naturaleza. La iglesia “San Nicolás”, queda convertida en ruinas.

En 1958, Amotape queda desarticulado de su principal vía de comunicación (Panamericana Norte) debido a la construcción de una carretera que une Sullana con la provincia de Talara, su impacto tubo efectos negativos en el desarrollo socioeconómico del distrito.

El terremoto de 1970, las lluvias de 1981 y 1983 son los responsables del estado actual de Amotape, la mayoría de casonas coloniales se encuentran en completo estado de ruinas y deterioró la infraestructura de riego, de vital importancia para la principal actividad económica, el agro. La crecida del rio Chira en 1998 se llevó el puente “Simón Rodríguez”, y después de más de dos décadas está en plena reconstrucción.

Los yacimientos de bentonita (mineral no metálico) que existen en Amotape y Vichayal son explotados por tres compañías más importantes del país, sin dejar ningún gravamen para el desarrollo de los Distritos: Minera Mariben S.A., Minera Agregados Calcáreas S.A. y Empresa Minera Sullana S.A.

El templo San Nicolás de Amotape, fue declarado Monumento Histórico en 1982, mediante Resolución Ministerial Nº 0076 – 82 – ED., en virtud en que el reposan los restos mortales de Don Simón Rodríguez, maestro y Guía del Gran Libertador Simón Bolívar. En sus archivos parroquiales se encuentra la partida de defunción de Simón Rodríguez que es considerado como un personaje de dimensión histórica a nivel continental.